Artículos

Hábitos para una vida equilibrada

Con el  verano a la vuelta de la esquina, mayo se convierte en un mes lleno de buenos propósitos para estrenar nueva estación llenos de energía. 

Basta observar cómo nuestras neveras se empiezan a llenar con bolsas de ensaladas, los gimnasios empiezan a colgar el cartel de “lleno” y la organización de las vacaciones empieza a sobrevolar por nuestra mente.

¿Cómo voy a descansar este año?, ¿qué es lo que quiero dejar cerrado en el trabajo antes de irme de vacaciones?, ¿cómo voy a organizar el verano de mis hijos?, ¿lograré entrar en el traje de baño?

Las prisas y el agotamiento hace que muchas veces estas preguntas se queden con un interrogante abierto y no nos queda otra que contestar tirando de improvisación hasta el final del cole. 

“Ya lo pensaré luego”, “lo hago sobre la marcha” o, el más común de todos: “esta noche lo hablo con mi pareja” (y se te olvida porque te quedas dormido).

Muchas veces es la propia vorágine del día a día y nuestra conexión digital 24/7 la que nos impide encontrar espacios y tiempos de reflexión donde analizar y cuáles son las prioridades y rutinas importantes que hay que revisar y mejorar en nuestra vida en familia. 

A través de este bloque monotemático te enseñaremos durante el mes de mayo cómo un pequeño gesto sostenido en el tiempo (hábito) puede aligerar tu carga mental, ayudarte en la educación de tus hijos y generar bienestar en tu entorno familiar.

Todo ello explicado a través de 3 posts que recomendamos leer siguiendo el siguiente orden:

¿Estás preparado para conquistar ese pequeño-gran cambio? 

El truco está en empezar…

¡Comenzamos!