Vive el verano de tu vida

Trucos para una atención plena

 

En este podcast seguimos conversando para hacer que este sea el verano de tu vida. Si has escuchado los anteriores podcast, seguro que ya estás diseñando un plan detox, para huir de la frenética actividad y conectado con las personas que te rodean. En esta ocasión hablaremos de cómo vivir el presente con más consciencia, con trucos para una atención plena.

Hoy Pilar de Castro, psiquiatra de la Clínica Universidad de Navarra, nos ayuda a encontrar estos trucos para vivir mejor #ElVeranoDeTuVida. En la actualidad investiga sobre el trastorno del déficit de atención e hiperactividad y cómo el estrés afecta a la función ejecutiva. Además es profesora colaboradora de IESE Business School.

Escucha la entrevista completa:

 

El objetivo es disfrutar

Pasamos todo el curso esperando el verano y cuando llegan las vacaciones se pasan rapidísimo. ¿El truco? Disfruta pase lo que pase. Muchas veces reducimos nuestra capacidad de disfrute a un momento concreto y perfecto. ¡Mejor disfruta desde ya!

 

Un reto: un día sin móvil

Parece que no podemos vivir sin el móvil. Lo utilizamos para todo. En este podcast la doctora nos propone un reto: ¿eres capaz de no mirar el móvil durante un día entero? Te encontrarás con el abismo del “¿y ahora qué hago?”. No temas. Es el espacio perfecto para la creatividad y para encontrarte contigo mismo.

Además, la psiquiatra nos plantea una pregunta: ¿qué recuerdas del verano pasado? Seguramente no sea ni la partida de Fortnite, ni la foto de tu influencer favorita en Instagram. Recordamos solo los mejores momentos, las anécdotas más cotidianas: una charla con tu padre, el olor a tostadas por la mañana, gente a la que has conocido… Corremos el riesgo de que el móvil nos robe todo eso. Las pantallas a veces llenan nuestros tiempos muertos, pero seguramente podemos aprovechar esos tiempos para hacer muchas cosas apasionantes.

Desconectar por un tiempo de las pantallas nos da el espacio para reflexionar sobre quién dirige mi vida: yo mismo o los inputs externos.

 

Consejos para los más pequeños

Lo más fácil es darle el móvil al niño para que esté entretenido… Pero si pones límite a esta costumbre va a ser beneficioso porque tendrá más espacios para su creatividad. Olvidar el iPad o la consola en casa durante el verano, puede ayudarnos a conectar con los demás. La hiperestimulación en niños provoca ansiedad, inatención, dificultad para centrarse en el hoy y en el ahora.

Estamos acostumbrados a la inmediatez, sin embargo aprender a disfrutar del camino y conseguir algo costoso, nos refuerza, y el resultado final es mucho más satisfactorio. Un buen ejemplo es subir una montaña con tus hijos. Durante el camino pueden tener momentos en los que quieran dejarlo pero cuando suben y contemplan la belleza de la naturaleza son felices y eso hace que merezca la pena.

 

¿Cómo puedo vivir mejor el momento presente?

El mindfulness es un conjunto de técnicas basadas en la respiración y en la experiencia para vivir el momento presente:

  • Cada mañana puedes ser consciente de que no tienes prisa.
  • Piensa que hay tiempo para todo.
  • Para, cierra los ojos y respira.
  • Tienes todo un día por delante para disfrutar y hacer disfrutar a los que quieres.
  • Antes de irte a dormir reflexiona sobre el día para ver qué se puede mejorar y volver así a nuestro objetivo: descansar.

Parte del disfrute reside en un núcleo cerebral muy pequeñito que depende de la dopamina. A veces buscamos elementos externos que la activen de manera rápida pero luego estos no permanecen en el tiempo. Existen otros componentes naturales que nos permiten vivir la vida de verdad. Romper con las rutinas nos ayuda a vivir otras sensaciones del día a día de lo más cotidianas y que nos pueden hacer muy felices: el olor a café, el sonido del mar, reírse en familia, estar con los que quieres…

 

10 ideas para #ElVeranoDeTuVida
  • Vivir es compartir: haz feliz al de al lado.
  • Rompe con las demandas externas.
  • Genera espacios de convivencia.
  • Aprende de los demás.
  • Disfruta con los demás.
  • Decide el verano que quieres vivir.
  • Sé creativo.
  • Innova.
  • Recuerda cada día el objetivo: disfruta y descansa.
  • Contagia tu alegría a los demás. De esta manera la dopamina se mantiene activa en tu cerebro.

 

¡No quiero volver a casa!

La sensación “traumática” de no querer volver a casa es buena porque significa que hemos desconectado. Es importante volver con una serie de objetivos para saber disfrutar del trabajo y la rutina del día a día. Una vez acabado el verano hay que volver a frenar para aprender a disfrutar del curso, de modo que nadie ni nada dirija nuestra vida y seamos nosotros los que tomemos nuestras propias decisiones.